Ayuda en ecuanimidad

women.jpg

Ayuda en ecuanimidad

Poverty, Inc (2014 | 94 min) es un documental dirigido por Michael Matheson Miller, disponible on demand en varias plataformas digitales. El centro de la reflexión que plantean director y guionistas es que existe la posibilidad de que las ONG sean parte del problema de la pobreza, ya que, en última instancia, como se aprecia en el documental, dependen de la existencia de la pobreza en los países no desarrollados.

Con una visión asistencialista, dichas organizaciones han ocasionado, en algunos casos, más daño con sus acciones filantrópicas, desarticulando los esfuerzos de productores locales y pequeños negocios al introducir en el mercado productos gratuitos. Tal es el ejemplo de un productor de huevos en Ruanda, el cual comenzó a prosperar con su negocio justo en el momento en el que una iglesia americana de buenas intenciones decidió regalar huevo a las personas que, desde luego, hambrientas, lo aceptaron. Esta acción humanitaria quebró el negocio del productor de huevos, uno de los pocos que comenzaba a prosperar en la comunidad.

Es inevitable pensar, entonces, ¿qué papel juegan las acciones desinteresadas en un mundo tan complejo como el nuestro? ¿Acaso es peor hacer algo para remediar el sufrimiento de los humanos que quedarse de brazos cruzados? Parece que nos hallamos en terreno pantanoso, incierto y cambiante. Lo que hoy es bueno, mañana puede no serlo tanto. De pronto una familia que depende de un negocio ha quedado arruinada. Y a pesar de ello, la comida, las acciones de ayuda, el apoyo, son necesarias.

De ahí que tengamos que ser conscientes del mundo en el que vivimos y cómo prestamos servicio, cómo nos actualizamos para asistir a los necesitados no sólo en comunidades lejanas, sino a la vuelta de la esquina. No podemos darnos el lujo de cometer errores, de perjudicar a unos mientras ayudamos a otros.

Miller, el director, insiste en que es bueno dar. Una cultura que da, que apoya, que ayuda, es una cultura sana que no espera a cambio. Estados Unidos es uno de los países que más dona a causas filantrópicas, también es uno de los países que más interviene en la vida política y cultural de las naciones menos desarrolladas. Debemos estar presentes, aquí y ahora, para comprender el momento que vivimos y así poder ayudar con todas nuestras capacidades, dejando a un lado nuestros propios problemas. De lo contrario, podemos cometer el error de dar demasiado, de lastimar en vez de ayudar, de asumir una actitud paternalista que perjudique, a la larga, a las personas que, como nosotros, merecen las mismas oportunidades de construir su felicidad en este mundo.

El documental tiene ejemplos valiosos en este sentido. Corrigan y Shelly Clay son una pareja americana que quiso adoptar un bebé haitiano. Mientras se encontraban en Haití con el objetivo de realizar el proceso de adopción, descubrieron que los orfanatos hacían que las madres dieran a sus hijos en adopción, en vez de dar a los huérfanos en adopción. Corrigan y Shelly tuvieron una idea, crearon una empresa de joyería, un comercio justo con el trabajador, gracias al cual los empleados pueden comprar vivienda, comida y mantener a sus familias.

El documental multipremiado se enfoca en los casos en los que las personas que querían ayudar, comenzaron a pensar de otra manera, modificaron la lógica del asistencialismo. No se trata de una crítica a las ONG. Tampoco habla de una conspiración mundial para mantener pobres a los pueblos menos desarrollados. Sin embargo, es muy puntual a la hora de señalar las prácticas neocoloniales que algunas organizaciones replican a donde quiera que van. El punto es pensar fuera de los marcos de referencia a los que estamos habituados. Participar, pero de maneras que no causen más daño en las comunidades.

Hay que ayudar en ecuanimidad, de corazón a corazón, de humano a humano, sin ninguna clase de paternalismo o falsa filantropía en aras de engrandecer nuestro ego o colgar nuestros méritos en la pared. Ayudar porque es lo justo par la humanidad, porque el camino hacia la sustentabilidad humana se encuentra en cada paso, construido en fraternidad y generosidad, incluso con los que son opuestos a nosotros. Es un crimen ayudar y perjudicar; el objetivo del Act Ivism es estar presentes para participar con todas nuestras capacidades en la mejora de la humanidad como especie. Es un camino arduo, pero tenemos que recorrerlo.

Plataforma de continuidad

Siempre es útil identificar líneas específicas de las cualidades humanas que estamos siguiendo.

1. ¿Qué es lo que más te mueve de este documental? ¿Por qué eso es lo que más te mueve?

2. Si dependiera de ti, ¿cómo intervendrías en un contexto de pobreza y marginación?

3.¿Que quisieras que fuera diferente?

4.¿Cómo puedes hacer eso ahora mismo dentro de ti?

5. ¿Y en tu colectivo?

6. Desde la perspectiva que todo lo que opinas tendría que ser diferente, sin juicios, más allá de la razón que tengas o no. ¿Cuáles son tus juicios? ¿Qué está mal? ¿Qué está bien? ¿Y desde dónde tienes la certeza de estar en lo correcto?

7. ¿Cuáles son las formas de separarse de otros humanos involucrados en la problemática que expone el documental? ¿Quiénes son los otros? ¿Cómo rescatas la esencia humana en ellos y en ti mismo despertando la empatía?

8. ¿Cuál es la forma de separarte de tu propia humanidad aquí y ahora, cuando te juzgas y juzgas las circunstancias de tu vida?

9. ¿Cómo te inspiras a ser la transformación integral, y desde tu abundancia mover la energía hacia participaciones colectivas tan ecuánimes como determinadas aquí y ahora tomando tu lugar en el universo, no mas y no menos?